Según el agarre del ejercicio de remo, trabajaréis una musculatura u otra y prevendréis la aparición de lesiones, en hombro, codo y muñeca.

   

    Siguiendo con los ejercicios para la tendinitis de hombro, hoy toca hablar del remo, un ejercicio clásico que tiene muchas variantes y es muy útil para trabajar los músculos de la espalda, según los distintos tipos de agarre en el remo trabajaréis una musculatura u otra.

 

   Biomecánica del remo y músculos implicados en fisioterapia deportiva:

 

   El gesto del remo, consiste en traccionar de un peso o resistencia hacia el cuerpo. En anatomía hablaríamos de un movimiento de extensión del hombro, acompañado de una flexión de codo, una flexión de manos y dedos, especialmente de los flexores de muñeca, en ocasiones también una extensión de muñeca y una aducción de escapulas (juntar las escapulas por detrás), esto varía según el tipo de agarre en el remo.

 

   Músculos de las escápulas en los distintos tipos de remo:   

 

   Si recordamos los músculos que juntan las escápulas son los trapecios, superior, medio e inferior, si se contraen sinérgicamente a la vez y están equilibrados, el trapecio superior tirará hacia dentro y hacia arriba de la escápula, por su parte el trapecio inferior hará lo mismo pero hacia abajo y hacia dentro, si ambos músculos están equilibrados y tiran la resultante de las fuerzas será una aducción sin que los hombros se levanten, esto puede variar según el tipo de agarre en el remo.

 

   Esto es especialmente importante en los problemas que sufren problemas de hombro y cuello, ya que si tensan más el trapecio superior para fijar las escápulas, podrán hacerse daño además de solicitar el músculo angular de la escápula que empeorará los síntomas, por eso hay que cuidar el tipo de agarre en el remo.

 

   Tipos de remo: bajo

 

   A parte de este movimiento de aducción en la escapula, nos encontramos los movimientos de ascenso y descenso, los primeros responsables del trapecio superior y del angular de la escapula. Los segundos del trapecio inferior y serrato mayor. Ya que la mayor parte del tiempo nos pasamos con los hombros arriba, en fisioterapia deportiva os recomendamos que trabajéis el trapecio inferior para una correcta aducción de escápulas, para ello podéis elegir dentro de los agarres de remo uno bajo.

 

tipos de agarre remo

 

   Cuando hacemos un remo, podemos incidir más en la extensión de la articulación glenohumeral, hasta 60º y nos quedarán los codos muy por detrás de los hombros, lo que puede comprometer tanto los tendones del hombro como el cuello, debido a la tensión en las fibras del trapecio superior, el tipo de agarre en el remo, es crucial para la transmisión de fuerzas.

 

   Por lo tanto a medida que llevemos los brazos hacia detrás, cuando los codos estén a la misma altura que los hombros sería muy interesante que empezásemos a contraer las escápulas en aducción para proteger los hombros y no quedarnos con los codos por detrás de los hombros, ya que en esta posición los tendones del manguito rotador rozan más por su paso debajo del espacio subacromial.

 

   Para ir ejercitando este movimiento lo más interesante es que a medida que realicemos el ejercicio de remo, intentemos llevar los codos hacia abajo (de esta manera las escápulas irán hacia debajo e implicaremos el trapecio inferior y el serrato anterior) y cuando el brazo esté perpendicular al suelo, el hombro y el codo estén alineados, además de seguir llevando los codos hacia debajo, tenemos que intentar juntar las escápulas, echando los hombros hacia detrás.

 

   Tipos de remo; remo alto o pájaro:

 

   Consiste en una abducción del hombro en la que participa el deltoides posterior, la parte posterior del manguito rotador, trapecios, romboides y redondo mayor, en algunas ocasiones también el dorsal ancho. El ejercicio es el mismo pero partiendo de una abducción de 80º, es decir con los codos elevados y el objetivo es llevarlos hacia atrás.

 

   Tipos de remo; remo alto (II):

 

   Otra variante es el clásico remo alto, que consiste en una abducción de los hombros, haciendo una abducción de escápulas, este ejercicio un clásico en gimnasio, no es el más recomendable si tenéis problemas de hombro, trabaja el deltoides medio, posterior, los trapecios y romboides y subescapular debido a la rotación interna.

 

   Tipos de agarre en remo; agarre prono, neutro y supino:

 

      El tipo de agarre en el remo, también parece influir en las fibras solicitadas del trapecio, es decir, según sea prono, con la palma mirando hacia abajo, neutro con el pulgar mirando hacia arriba, o supino, con la palma mirando hacia arriba, solicitaremos más o menos las fibras del trapecio superior, medio o inferior.

 

   Tipos de agarre en remo; agarre supino:

 

   El tipo de agarre en remo, también incide en la musculatura del antebrazo y brazo solicitados, de tal manera que más eficaz y fácil será el agarre supino, por la colocación de la muñeca en posición anatómica y por la máxima eficacia del bíceps en esta posición. Este agarre favorece la flexión del codo y puede solicitar menos las fibras del trapecio medio e inferior.

 

   Tipos de agarre en remo; agarre neutro:

 

   Dentro de los tipos de agarre en el remo, el agarre neutro es muy eficaz por la posición de la muñeca que sigue en posición neutra y además los músculos del antebrazo, en especial el braquiorradial están en posición de máxima eficacia y tanto los músculos de la epitróclea como los del epicóndilo fijan fuertemente la muñeca y traccionan de ella.

 

   Recordar que los músculos del antebrazo son verticales, si la muñeca se va a flexión favorecen los de la epitróclea mientras que la extensión los del epicóndilo. En esta posición casi todos los músculos tiran y favorece la participación del trapecio inferior, ya que podemos dirigir los codos hacia abajo perfectamente.

 

   Tipos de agarre en remo; agarre prono:

 

   El agarre prono, dentro de los distintos tipos de agarre en el remo, distiende la musculatura de la epitróclea, perdemos eficacia en el mismo, este agarre no favorece la flexión de codo, por lo tanto puede favorecer más la extensión del hombro y por lo tanto la participación del trapecio medio y el movimiento de aducción de las escápulas.

 

   Conociendo los distintos tipos de agarre, podréis mejorar en las lesiones y en los tratamientos de fisioterapia deportiva. Este ejercicio puede influir en la musculatura de la espalda profunda, abdominal, glútea y de la cadera en general según la ejecución y estilo.

 

   Recordar que podéis encontrarnos cerca del parque del Retiro, en nuestra clínica de fisioterapia deportiva y osteopatía en Goya, en el barrio de Salamanca, en Madrid.

Add Your Comment