Curl con fitball para trabajar los glúteos e isquiotibiales, prevención de lesiones del LCA y roturas de isquiotibiales en fisioterapia deportiva.

 

   Recordar la importancia de los músculos isquiotibiales y su sinergia con el ligamento Cruzado Anterior (LCA), tras haber trabajado de manera excéntrica, con los músculos en posición de cadera anatómica y luego previa flexión de cadera para estirarlos más y tensarlos más, ahora toca trabajarlos previa extensión de cadera para acortarlos más y aislar las fibras flexoras de rodillas con el curl con fitball.

 

   Los músculos isquiotibiales que nacen en la tuberosidad isquiática y se dirigen hacia la tibia a través de la pata de ganso (semimembranoso y semitendinoso) y a la cabeza del peroné (bíceps femoral). Estos músculos son extensores de cadera, llevan la pierna hacia detrás, flexionan la rodilla, la doblan y los que tienen inserción en la tibia, rotan la rodilla hacia dentro, mientas que los que terminan en el peroné la rotan hacia fuera, estos músculos van a trabajar todas sus funciones en el curl con fitball.

curl con fitball

 

   Extensión de cadera y curl con fitball en Fisioterapia Deportiva:

 

   Tumbados bocarriba, con las caderas y rodillas flexionadas a 90º y apoyadas en un fitball, vais a subir la pelvis, haciendo fuerza con los abdominales y glúteos como si fuese un puente de hombros característico de Pilates, tienen que quedar alineados los muslos con el tronco y las rodillas durante el ascenso del tronco tienen que mantenerse dobladas. Cuando los músculos Isquiotibiales son insuficientes o incompetentes, no podrán mantener la flexión de rodillas y entonces tiraréis de los cuádriceps y las rodillas se estirarán. Esto no puede pasar.

 

   Curl con fitball para isquiotibiales en Fisioterapia Deportiva:

 

   Desde la posición anterior de Extensión de cadera, hay que estirar las rodillas hasta quedarse con el tronco arriba y las piernas extendidas, el tronco no puede quedarse abajo ni tocar el suelo. Luego recuperamos y volvemos a la posición inicial de extensión de cadera, con muslos y tronco alineados. Lo más frecuente al principio es perder esta posición y no mantener alienados los muslos y el tronco al doblar las rodillas. Completaréis 3 series de 15 repeticiones del curl con fitball, haciendo hincapié en la fase excéntrica que es cuando estiráis las piernas y tiene que ser lenta, 3 segundos, también podéis aplicar el protocolo HSR  y ejecutar lentamente las repeticiones en ambas fases.

 

   El curl con fitball, es muy interesante para todos aquellos que presenten tendinopatías en los Isquiotibiales. Para tendinopatías de Isquiotibiales y dudas de cualquier ejercicio podéis encontrarnos en nuestra clínica de Fisioterapia Deportiva y Osteopatía en Madrid, en Goya, al lado del parque del Retiro.

Add Your Comment