La epicondilitis o codo de tenista, es una patología que afecta a los tendones del codo, los ejercicios de extensión son parte del tratamiento.

 

   Como recordáis la epicondilitis o codo de tenista, es una inflamación de los tendones que nacen en el epicóndilo del húmero, los tendones de estos músculos extienden la muñeca es decir llevan la muñeca hacia el dorso, no hacia la palma, (músculo extensor radial corto del carpo, extensor de los dedos, extensor del meñique, extensores cubital y radial del carpo) al igual que los dedos que los estiran y extienden, es decir los alejan de la palma (músculo extensor de los dedos).

 

   Mediante ejercicios para la epicondilitis podemos tratarla.

 

   También hacen flexión radial (músculo extensor radial largo del carpo), flexión cubital (músculo extensor cubital del carpo) y supinan el antebrazo (músculo supinador), por lo tanto también trabajarán en estos ejercicios para epicondilitis.

 

   Ejercicios para epicondilitis en fisioterapia deportiva:

 

   Es uno de los ejercicios para epicondilitis más clásicos para recuperar la lesión, como bien dice el título, vamos a trabajar la musculatura extensora del antebrazo partiendo de una flexión de muñeca, una pronación del antebrazo y una extensión de las articulaciones metacarpofalángicas y una flexión de las interfalángicas tanto distales como proximales.

 

   Esto hay que tenerlo en cuenta porque si la lesión está en los tendones del extensor de los dedos, estos ejercicios para epicondilitis van acortar en exceso esa musculatura y va a traccionar en exceso del tendón, además cuanto más grande sea el agarre, más extensión metacarpofalángica (de los nudillos) habrá que hacer, por lo tanto si este agarre duele o cogéis una pesa más fina o habrá que buscar otro ejercicio.

 

   Lo mejor es hacer estos ejercicios para epicondilitis de rodillas, y con el antebrazo apoyado en un banco como en la imagen, desde la posición inicial dejar caer la pesa haciendo una fase excéntrica de la extensión en unos 3 segundos y volver a subir en otros 3 segundos en la fase concéntrica lentamente

 

   Tenéis que evitar las compensaciones en especial la del tríceps, si no tenéis fuerza suficiente para la extensión, el tríceps compensará contrayendo el antebrazo y separándolo del banco, de ahí la importancia de tenerlo apoyado y no involucrar el tríceps.

 

   Haréis 3 series de 15 repeticiones con 2 o 3 minutos de descanso entre series de los ejercicios para epicondilitis.

 

   Cualquier duda sobre este ejercicio u otros, podéis consultarnos en nuestra clínica de fisioterapia deportiva y osteopatía en Goya, cerca del Retiro, en el barrio de Salamanca, en Madrid.

 

 

 

Add Your Comment