Osteopatía visceral
Visceras y osteopatía

 La osteopatía visceral trata las vísceras, el dolor que éstas provocan y sus relaciones con otras estructuras del sistema musculoesquelético.

 Recordar la rama estructural con la que tratamos las disfunciones del aparato locomotor, las tendinitis, contracturas, esguinces etc.

 Su otra rama la craneal, con la que también podemos tratar las disfunciones de columna y dolores de cabeza.

 Tratamiento de osteopatía visceral:

 Como su nombre indica trata las disfunciones de las vísceras del tronco que pueden dar sintomatología a nivel visceral, los clásicos dolores de estómago por acidez alta, mala digestión etc.

 Dolor en el área de la víscera que puede ser confundido con dolor muscular en el caso de los riñones, que dan dolor en la zona dónde se encuentran, la parte baja de la espalda.

 Dolores referidos como pueden ser dolores de hombro, producidos por disfunciones de los pulmones, debido a la estrecha unión que hay entre los pulmones, costillas y clavículas.

 Con todo esto no quiere decir que todos los dolores que no se curan, sean referidos de vísceras.

 Ni que el hecho de tener una disfunción visceral signifique que la víscera no funcione

 Simplemente que no funciona bien y da una sintomatología más o menos local o irradiada y puede ser muy molesta.

 Al igual que si cargo mucho puede que me contracture los músculos del cuello, si me atiborro a comida puedo tener mala digestión y una «contractura» de estómago o colón.

 Tratamiento visceral:

 De ahí la importancia de cuidar nuestros sistemas y las vísceras que los componen para evitar disfunciones viscerales o dolores irradiados.

 Mediante la palpación de las vísceras se pueden diagnosticar disfunciones viscerales.

 El tratamiento mediante masaje y movilizaciones es que las vísceras recuperen su movilidad original.

 El fisio, realiza presiones específicas en las distintas vísceras, las más superficiales:

 Son el estómago, intestino delgado, duodeno, yeyuno e íleon, intestino grueso, colon ascendente, transverso y descendente, una parte del hígado.

 El profesional realizará presiones indirectas en riñones, vesícula, páncreas, vejiga y ovarios que son más profundas.

 También aplica masaje de estómago en sentido de las agujas del reloj, de tal manera que irá en sentido del colon para poder evacuar mejor las heces.

 Finalmente combinamos la osteopatía visceral con la osteopatía, tanto estructural como craneal y recuperar la integridad de todos los sistemas.

Add Your Comment