Remo con mancuerna

 El remo con mancuerna es un ejercicio excelente para trabajar los músculos del hombro y espalda, existen variantes del ejercicio en fisioterapia deportiva.

 Tras analizar el impacto biomecánico la anterior semana y los distintos tipos de agarre, vamos a centrarnos en el remo con mancuerna y sus variantes para el tratamiento de la tendinopatía de hombro.

 Remo a una mano:

 Para valorar las diferencias de fuerza entre hombros y brazos, vamos a elegir el remo con mancuerna, un ejercicio muy completo ya que bien ejecutado y manteniendo el tronco y piernas estable trabajan muchos músculos y por lo tanto es un ejercicio muy completo.

 En el caso de que no tengáis mucha práctica podéis hacer el remo a una mano en máquina en vez de con mancuerna para aprender a realizar el gesto correctamente.

remo con mancuerna
Remo con mancuerna a una mano

 Remo con mancuerna:

 Apoyaremos en el banco la rodilla y brazo del lado contrario al brazo que vamos a trabajar, evitaremos ladear o rotar el tronco y mantendremos el tronco recto haciendo fuerza con la pierna y brazo de apoyo y notando como se contraen los abdominales de ese lado.

 Siguiendo con el protocolo HSR vamos a iniciar el movimiento del remo con mancuerna, en 3 segundos que es lo que tardaremos en llevar el brazo hacia arriba.

 Acordaros que una vez pasada la línea horizontal del tronco, juntaremos las escápulas y las llevaremos ligeramente hacia abajo para trabajar la musculatura escapular, trapecio medio, inferior y romboides.

 Una vez que no podamos llevar el brazo más hacia arriba, aguantaremos 2 segundos y soltaremos en 3 segundos lentamente recuperando la posición inicial. Completaremos un total de 3 series de 15 repeticiones de remo a una mano.

 Recordar que si aparecen ligeras molestias en el hombro debéis valorar si parar o no utilizando la escala de dolor visual, en la que 0 es ausencia de dolor y 10 un dolor máximo. Mientras no paséis de 5 no hay problema.

 Variantes del remo con mancuerna:

  Podéis hacer el remo a una mano, con los dos brazos para comparar el estado de vuestra musculatura, una vez que tengáis superado este ejercicio podéis pasar a hacerlo sin respaldo.

 Aquí tendréis que ser más conscientes de la musculatura de la espalda y no tirar de ella en vez de la de los hombros y brazos.

 Variantes del remo a una mano:

  Por último podéis pasaros a hacerlo en TRX o colgados, lo único que esta variante es realmente dura y cargará vuestros antebrazos.

 Remo a una mano con banda elástica:

 Con esta variante no necesitaréis banco, y los abdominales también trabajarán ya que estabilizarán el tronco, podéis hacerlo a una o dos manos, pero nunca tirando el peso del cuerpo hacia atrás ya que estaréis compensando y haciendo menos fuerza con el brazo.

 Número de series y repeticiones:

 Podéis hacer el  ejercicio en superseries o triseries para optimizar el tiempo, siempre combinándolo con otro ejercicio de pierna en caso de patología tendinosa.

 Si queréis hipertrofiar o definir podéis combinarlo con más ejercicios para el dorsal ancho o deltoides posterior.

Add Your Comment