Tratamiento Pubalgia

 El tratamiento de la pubalgia tiene que ir encaminado a hacer ejercicios excéntricos e isométricos para fortalecer los músculos aductores.

 La pubalgia es una de las afecciones más comunes en la rehabilitación, es un desequilibrio entre los músculos aductores y abdominales.

 Puede ocasionar tendinopatías de los músculos con inserción en el pubis, periostitis del pubis, afecciones de la sínfisis púbica. También llamada tendinitis de aductores, osteopatía de pubis además de pubalgia.

 Musculatura de la cadera implicada en el tratamiento de pubalgia:

 Los músculos aductores de cadera, pectíneo, aductor corto, aductor largo, aductor mayor y músculo grácil suelen presentarse muy tensos y acortados, los antagonistas, los abductores de cadera, glúteo mayor, glúteo medio y tensor de la fascia lata, suelen estar elongados y son más débiles.

 Por otro lado los flexores de cadera, psoas iliaco, recto anterior del cuádriceps y sartorio, también están acortados, provocando una anteversión de la pelvis.

 Esto cursa son debilidad de la musculatura abdominal, el músculo recto abdominal y extensora de cadera, glúteo mayor e isquiotibiales.

 Para el tratamiento de la pubalgia es muy importante tener un equilibrio de la musculatura de la cadera y pelvis.

 Estos músculos aductores a través de sus tendones mueven la pelvis, por lo tanto una inflamación de los mismos, es decir una tendinitis de aductores provocará el clásico dolor inguinal de la pubalgia.

   Función de los músculos de la pubalgia:

 Los músculos aductores aproximan las piernas hacia la línea media, es decir cierran las piernas, los músculos abductores alejan las piernas de la línea media.

 Estos músculos son muy importantes en los desplazamientos laterales ya que aproximan las piernas y estabilizan el tronco.

 Por tanto mientras unos separan las piernas haciendo un trabajo moderado, los otros cargan con todo el peso del cuerpo y de ahí uno de los desequilibrios.

 Los excesivos desplazamientos laterales, necesarios en el deporte, pueden provocar la molesta pubalgia, tendinitis de aductores u osteopatía de pubis.

 Por otro lado la musculatura aductora, con el fémur como punto de fijo, inclina lateralmente la pelvis y en menor medida la flexiona y extiende o rota hacia anterior y posterior respectivamente.

 Los desequilibrios con la musculatura abdominal, flexora y extensora de cadera predisponen a la aparición de la pubalgia, osteopatía de pubis o tendinitis de aductores.

 Finalmente los flexores de cadera tienden a acortarse y a día de hoy más debido a la vida sedentaria y estar sentados la mayor parte del día.

 Recordemos además que cuando un músculo está acortado el antagonista, el que hace la acción contraria, está elongado y no es eficiente en la contracción ya que tiene que hacer más fuerza para contraerse.

 Tratamiento de pubalgia, osteopatía de pubis o tendinitis de los aductores en fase aguda:

 El tratamiento de la pubalgia, osteopatía de pubis o tendinitis de aductores en la fase aguda e inflamatoria, irá encaminado a disminuir la inflamación, mediante corrientes analgésicas, ultrasonidos, masaje descontracturante, kinesiotape y hielo  domiciliario.

 Después hay que estirar los flexores de cadera y fortalecer sobre todo los aductores de cadera y los abdominales. Todos estos ejercicios los haremos siempre sin dolor o con un mínimo dolor.

 En una escala de dolor siendo 10 un dolor insufrible y 1 un dolor llevadero, durante la realización de los ejercicios y el día después podemos llegar a estar en un 4.

 Recordemos que hay que producir estímulos suficientes para producir cambios pero insuficientes para dañar más la estructura.

 Ejercicios de fisioterapia deportiva en el tratamiento de la pubalgia:

Tratamiento pubalgia

  Anteversión/Retroversión de pelvis:

 Tumbado bocarriba, piernas dobladas y pies apoyados en el suelo, sin despegar el glúteo, ni los hombros del suelo, aumentaremos la curva de la espalda, (anteversión), en un segundo y luego pegamos toda la espalda a la colchoneta (retroversión).

 Aguantando 3 segundos e intentando mantener la tripa dentro. Haremos 3 series de 10 repeticiones.

  Estiramiento de psoas:

     De pie, doblamos una pierna, manteniendo el pie apoyado y formando un ángulo de 90º entre cadera y rodilla, la otra pierna va hacia atrás, apoyando la rodilla en el suelo.

 Mantener el tronco recto, notaremos estiramiento en la cara anterior del muslo, para hacerlo más difícil llevaremos lo brazos hacia arriba y hacia atrás.

 3 series de 30 segundos por cada pierna.

 En caso de molestia haremos isométricos en vez de estiramientos.

Tratamiento pubalgia
isométrico en aducción y retroversión de pelvis

 Isométricos de aductores en fisioterapia deportiva:

 Tumbados boca arriba, con una pelota entre las piernas, vamos a juntar las piernas haciendo fuerza con los aductores.

 Podemos hacer series de entre 15 a 45 segundos, con descansos de 3 minutos y hacer hasta 5 series. Recordar que las molestias durante estos ejercicios no deben superar el 4 en la escala.

  Estiramiento de aductores:

 Sentado, pondremos en contacto las plantas de los pies doblando rodillas y caderas, intentando mantener el tronco recto, con las manos nos agarramos las pantorrillas por encima de los tobillos.

  Con los codos empujamos hacia abajo las rodillas y notaremos estiramiento en la cara interna de los muslos. Haremos lo mismo tumbado simplemente con las manos sobre las rodillas.

 Al igual que en el anterior ejercicioharemos 3 series de 30 segundos de cada uno.

 Mientras no apliquemos técnicas invasivas como EPI, podemos seguir combinando los ejercicios con el tratamiento de pubalgia, con hielo pero con una duración de 1 o 2 miinutos, ya que si es más tiempo empeora.

 También se puede utilizar electroestimulación en el tratamiento de la pubalgia.

Add Your Comment